No existen líneas en el universo cambiante y relativo que nos rodea. Sólo hay luz con sus colores y sus sombras en constante variación. Tres colores primarios, amarillo, azul y rojo, son los ayudantes principales para plasmarlo. Complementados con el  blanco y el negro, este último el menos. Los aplico directamente al soporte,respetando su pureza. Sin mezclar en paleta. El observador es el protagonista, interpretando de la obra, lo que la luz, su percepción, su estado de ánimo y sus vivencias le inducen. Mezclo estilos en diferentes proporciones para alcanzar el objetivo: El realísmo fija la composición básica. El Impresionísmo con su trazo inpreciso, engaña el ojo, que ve cambios según la luz y la percepción. El Surrealísmo donde la mente con su estado de ánimo y sus vivencias, interpreta lo que más le plazca, que no tiene por que ser lo que más le agrade. El Abstracto para que las neuronas profundicen todavía más. Todo esto, lamentablemente, no se aprecia en una fotografía. A este mi estilo, dada la importancia de la imaginación, le he dado en llamar:                             IMAGINISMO EXP GAL @ EST LNK